No al fracking. Ni en Cantabria ni en ningún otro lugar

Asamblea contra la fractura hidráulica de Cantabria

Acuerdo entre ACIEP y el IGME: grave conflicto de intereses en un organismo público

10 de Junio, 2016
Acuerdo entre ACIEP y el IGME: grave conflicto de intereses en un organismo público. Fracking

El pasado mayo tuvimos conocimiento a través de la web de ACIEP (Asociación Española de Compañías de Hidrocarburos) de un convenio firmado entre la misma ACIEP y el IGME (Instituto Geológico Minero de España). según sus propias palabras este documento firmado es un convenio de de "colaboración mediante el cual realizarán actividades conjuntas en materia de investigación técnica, formación y capacitación y divulgación del conocimiento de los hidrocarburos."

ACIEP es la asociación o lobby que agrupa a REPSOL (con el permiso de fracking en los valles pasiegos y en valderredible), SHESA (permisos de fracking en Burgos, Álava, Vizcaya y Cantabria), Cairn (también llamada Capricorn, junto con SHELL tiene solicitados permisso para prospecciones en aguas profundas frente a la costa de Cantabria y País Vasco), CEPSA y CNW.

Esta firma supone un grave conflicto de intereses en un organismo público, ya que implica la creación de "una Comisión Mixta de Seguimiento, que será copresidida por el Director del IGME y la Presidenta de ACIEP y formada por 2 representantes de cada parte". Este grupo supervisará todos los trabajos que el IGME realice relacionados con el fracking.

Cuando el IGME redactó en 2014 un informe sobre el fracking el cuál recogía serias preocupaciones acerca de los impactos de esta técnica fue censurado y solo pudo ver la luz publica mediante una filtración.

El IGME mediante el reciente convenio firmado y la censura del anterior informe está posicionándose como colaborador y defensor de la industria de hidrocarburos en España sin tener en cuenta las preocupaciones de la población, y sin reflejar las opiniones cautas frente al fracking que existen dentro del mismo organismo como reflejó el informe censurado de 2014.

El IGME es un organismo público que debería analizar lo más objetivamente posible la técnica del fracking y sus repercusiones y no bajo el amparo de la principal asociación de defensa de los intereses de la industria de hidrocarburos, ACIEP, lo que constituye un grave conflicto de intereses.

En la misma nota de prensa ACIEP también dice que "de esta Comisión saldrá un plan de trabajo conjunto para la generación de materiales y actividades que acerquen a la sociedad el conocimiento sobre los hidrocarburos, su exploración y producción y su uso".

Esto nos lleva a pensar que a partir de ahora las empresas del fracking tienen a un aliado en el IGME para su propaganda de las bondades del fracking.