No al fracking. Ni en Cantabria ni en ningún otro lugar

Asamblea contra la fractura hidráulica de Cantabria

Municipios de Teruel y Castellón suscribirán un manifiesto contra el fracking

5 de Diciembre, 2012

Más de 150 representantes políticos y sociales de Teruel y Castellón acordaron el sábado suscribir un manifiesto contra la propuesta de sondear gas en el Maestrazgo mediante la técnica del fracking. La postura común de oposición al proyecto se vio reforzada en una reunión que tuvo lugar en el Ayuntamiento de Vilafranca (Castellón) convocada por el alcalde de la localidad, Óscar Tena. El objetivo tanto del acto como del manifiesto que se redactará es impedir que se concedan los permisos para que la empresa Montero Energy Corporation S.L. investigue los recursos energéticos del Maestrazgo.

Era la primera vez que se organizaba un acto para debatir sobre el proyecto de forma conjunta entre las dos provincias afectadas. Desde Teruel asisitieron el alcalde de Cantavieja, Ricardo Altabás; el de La Iglesuela del Cid, Fernando Safont; y el presidente de la Comarca del Maestrazgo, Arturo Martín.

Cabe recordar que Montero Energy quiere utilizar el fracking para investigar las reservas de gas en estos dos municipios y en Mirambel, Fortanete, La Cuba, Tronchón y Mosqueruela. Los dos alcaldes que asistieron manifestaron su oposición al proyecto y su voluntad de adherirse al grupo de trabajo que redactará el documento en contra.

«Es una barbaridad lo que quieren hacer y no lo aceptamos ni aún negociando las condiciones. Podríamos hipotecar el futuro de nuestros hijos si se llegan a contaminar los acuíferos», defendió Ricardo Altabás. El primer edil de Cantavieja destacó que la previsible creación de puestos de trabajo no compensa «ni la ínfima posibilidad que exista de contaminar el territorio».

En la misma línea se posicionó Fernando Safont, quien ya había comunicado a los vecinos de La Iglesuela del Cid las implicaciones que puede conllevar el proyecto. «Estoy en contra tanto a nivel personal como a nivel de alcalde del pueblo porque los vecinos tampoco lo aprueban», reconoció Safont.

Sus tesis se vieron reforzadas por los dos invitados a la reunión en Vilafranca, los geólogos José Luis Simón (Universidad de Zaragoza) e Ignacio Morell (Universitat Jaume I de Castellón). Según el primero de ellos, «se utilizan más de 600 sustancias químicas en el proceso de inyectar presión en las rocas para recuperar el gas».

Simón quiso corregir a la empresa, que defiende que el sistema no es contaminante, y alertó de que «a 3 km de profundidad no es fácil controlar lo que se fractura». Por su parte, Morell hizo hincapié en que existe la posibilidad de contaminar acuíferos de la zona. «No nos pueden dar la garantía de que no se filtrará gas a los acuíferos. De hecho y si se produce un escape, dentro de unos años podría llegar a contaminar la zona costera de Peñíscola».   

Cuenta atrás
El tiempo para presentar alegaciones finaliza este mes. En la Comunidad Valenciana, donde se publicó antes la solicitud, el plazo de exposición pública concluye en dos semanas. En Aragón finaliza el día 31. El tiempo juega en contra de los agentes políticos, sociales y económicos que buscan detener que el territorio se exponga al fracking. A partir de ahora se agiliza el proceso para presionar a ambos gobiernos autonómicos para que no den permiso a la empresa.

Será después de este puente cuando el grupo de trabajo de las dos provincias afectadas se reunirá para dar forma a la alegación y recabar apoyos. La actuación conjunta es prioritaria y resultará más eficaz para conseguir que la DGA y la Generalitat denieguen el uso del fracking. Sin embargo, esta movilización no resta para que en muchos municipios se presenten mociones y propuestas de rechazo.

El Ayuntamiento de Cantavieja tiene previsto remitir una declaración oficial contra la práctica e instarán a que la Comarca del Maestrazgo y la DPT rechacen el proyecto. El de La Iglesuela sigue exigiendo más información y trabajará conjuntamente con los vecinos para hacer frente común. Ya en Castellón, Vilafranca también votará una moción contraria, siguiendo las iniciativas que ya se han aprobado en otros ayuntamientos como el de Morella, Sant Mateu o La Jana.