No al fracking. Ni en Cantabria ni en ningún otro lugar

Asamblea contra la fractura hidráulica de Cantabria

Repsol ignora la ley antifracking y dice que «sigue adelante» con su proyecto de extracción de gas

14 de Mayo, 2013

Recogemos este artículo aparecido el martes 30/04/2013 en la edición impresa del Diario Montañés, después de que, desde la Asamblea contra la fractura hidráulica, sacáramos a la luz los últimos movimientos de Repsol.

En marzo, la empresa comenzó los tramites para poder perforar el primer pozo exploratorio del permiso Luena, entre Vega de Pas y San Pedro del Romeral. En julio, tienen previsto comenzar los estudios sísmicos.
En el artículo, Repsol afirma que su proyecto "nada tiene que ver con la norma aprobada por el Parlamento de Cantabria" que prohíbe el fracking en la Comunidad, ya que ellos "no tienen más interlocutor que el Ministerio de Industria".
La empresa, interpelada por el Diario Montañés, concluye diciendo claramente que "seguirá adelante" con sus proyectos, ejerciendo su "derecho a investigar".

Desde la Asamblea, nos preguntamos quién confiere este supuesto "derecho" a esta empresa, cuando la población, los ayuntamientos y hasta el gobierno de la Comunidad Autónoma se han posicionado firmemente en contra de ésta técnica.
¿No es acaso la gente que vive aquí la que tiene el derecho de decidir sobre el uso que se va a dar a su propia tierra, sobre el futuro que quiere dejar a las generaciones venideras?
Repsol y el Ministerio de Industria parecen pensar lo contrario. Piensan que desde arriba pueden imponer el envenenamiento deliberado de nuestra tierra, nuestra agua y nuestro aire, y la destrucción de nuestra forma de vida.
Pero no han tenido en cuenta una cosa. Que quienes vivimos en estos territorios estamos decididos a defender nuestra tierra, y vamos a pararles los pies desde el primer momento.

¡Ni estudios sísmicos, ni sondeos estratigráficos, ni pozos exploratorios!
El fracking en Cantabria no es bienvenido.

Para leer el artículo del Diario Montañés, haz clic en la imagen (o aquí).